Estados Unidos alcanzó los 5 345 610 casos confirmados de COVID-19. | Fuente: AFP

Estados Unidos alcanzó este sábado la cifra de 5 345 610 casos confirmados de la COVID-19 y la de 169 313 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance significa que ya se rozan los 170 000 fallecidos por la enfermedad en Estados Unidos, el país más afectado tanto en contagios como en muertes por coronavirus del mundo.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos con 32 833, más incluso que en Francia o España.

Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23 621 personas.

Al estado de Nueva York le siguen en número de fallecidos la vecina Nueva Jersey (15 910), California (11 149), Texas (10 254) y Florida (9 345).

Situación de los contagios

En cuanto a contagios, California suma 613 561, le sigue Florida con 569 637, tercero es Texas con 542 625, y Nueva York es cuarto con 424 901.

El balance provisional de fallecidos (169 313) ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100 000 y 240 000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50 000 y 60 000 fallecidos, aunque luego auguró hasta 110 000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre Estados Unidos habrá superado los 250 000 fallecidos y para el 1 de diciembre los 295 000.

(Con información de EFE)