BioNTech
La vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech ya cuenta con autorización en países como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Singapur, México o Costa Rica. | Fuente: EFE

La compañía farmacéutica china Fosun anunció hoy un acuerdo con la alemana BioNTech para importar en 2021 al menos 100 millones de dosis de la vacuna para el coronavirus SARS-CoV-2 que esta última desarrolla junto a la estadounidense Pfizer.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Hong Kong, donde cotiza, Fosun explica que la compra de la citada cantidad de vacunas queda supeditada a la autorización de China para su comercialización.

La primera parte del acuerdo comprende la venta de 50 millones de dosis, por las que se efectuará un pago de 125 millones de euros (152 millones de dólares), parte de él antes del 30 de diciembre y el resto, cuando las autoridades chinas den luz verde para comercializar esta vacuna en el país asiático.

La compañía china se llevará el 65 % de los beneficios brutos anuales conseguidos con la vacuna su país, mientras que BioNTech percibirá el 35 % restante.

Sin embargo, Fosun advierte de que "no hay ninguna garantía" de que la vacuna de BioNTech finalmente reciba la autorización final para su comercialización en China, país que todavía no ha aprobado ninguna vacuna más que para usos "de urgencia" en casos muy concretos pese a que varias de sus empresas tienen candidatas que llevan tiempo en la última fase de ensayos.

Un miembro del equipo de desarrollo de vacunas del Gobierno chino afirmó a principios de este mes que Pekín aprobaría la comercialización de 600 millones de dosis de sus sueros contra el coronavirus antes de que finalizase el año, aunque todavía no se ha producido ninguna confirmación oficial al respecto.

Mientras tanto, la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech ya cuenta con autorización en países como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Singapur, México o Costa Rica.

(EFE)