OMS: Asia-Pacífico controló la pandemia porque no se relajó con el descenso de casos

El director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias señaló que "muchos otros países dibujaron una línea de llegada imaginaria y cuando llegaron a ella frenaron sus actividades de prevención", algo que no ha ocurrido en Asia.

China ha realizado pruebas masivas para descartar la COVID-19 tras los casos detectados en Qingdao. | Fuente: EFE

La región de Asia-Pacífico, primera del mundo en la que se detectaron casos de la COVID-19 y ahora la menos afectada, logró controlar la pandemia porque no se relajó cuando los contagios descendieron, advirtió este lunes el máximo responsable de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al comparar su situación con la de Occidente.

"Muchos otros países dibujaron una línea de llegada imaginaria y cuando llegaron a ella frenaron sus actividades de prevención, mientras que los de Asia las continuaron", en una rueda de prensa el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.

El experto subrayó que, aunque cada país de Asia-Pacífico ha seguido distintas estrategias, han tenido puntos en común, entre ellos "la ventaja de que su opinión pública confía más en su Gobierno y cumple mejor y a más largo plazo las medidas que les han pedido".

Citando los ejemplos de Corea del Sur, Japón, China, Taiwán, Singapur o Australia, Ryan también afirmó que todos han centrado su estrategia en la detección de casos y la cuarentena de contactos, a los que "no solo se les mandó a casa sino que se les dio apoyo en forma de alojamiento, alimentación o servicios de ayuda".

"Si me pidieran como experto de salud pública que ordenara una cosa para mejorar la situación, sería tomar medidas para garantizar que cada contacto de un caso confirmado está en cuarentena el tiempo necesario para quebrar la cadena de transmisión", afirmó.

El caso de Europa

Mike Ryan dijo no creer "que eso se haya aplicado de manera sistemática" en Europa y es "una de las razones principales por las que se ven cifras tan elevadas".

El seguimiento de los casos de contacto es deficiente en muchos países europeos y los casos registrados de COVID-19 se incrementaron radicalmente en el continente en las dos últimas semanas, forzando a las autoridades a volver a aplicar medidas restrictivas para detener la pandemia.

"Alrededor de la mitad de los miembros de la región europea de la OMS (que cuenta con 48) registraron un alza del 50% de infecciones la semana pasada", añadió.

Lo que preocupa a Ryan es que el número de hospitalizaciones sigue la tendencia, aunque la OMS investigaba ya sobre la posibilidad de que la gente afectada ahora tiene "dosis más bajas de exposición" y por lo general son menos afectadas de gravedad.

En Europa, a diferencia de Asia, donde los esfuerzos de seguimiento y de cuarentena se mantuvieron, los periodos de confinamiento de la primavera en muchos casos fueron seguidos por el relajamiento de las medidas tanto a nivel oficial como individual.

(Con información de EFE y AFP)