SYRIA-HEALTH-VIRUS
El régimen sirio ha adoptado una serie de medidas para frenar el avance del COVID-19, que van desde la suspensión del transporte hasta el cierre de escuelas, además de la desinfección de los templos. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: AAREF WATAD

El régimen sirio reportó este domingo su primer caso de contagio del COVID-19, lo que llevó a las autoridades a anunciar nuevas medidas para evitar la propagación de la pandemia en ese país en guerra.

Según informó el ministro de Salud, Nizar Yaziji, la primera infección por el nuevo coronavirus en Siria es un caso importado de una persona que llegó del extranjero. Agregó que ya se adoptaron las medidas necesarias para tratar este caso, aunque no precisó la región donde se detectó.

En tanto, el Ministerio del Interior anunció la suspensión del transporte, público y privado, en las ciudades, además del cierre a partir del martes de vías que unen a las provincias.

Previamente habían anunciado el cierre hasta el 2 de abril de los centros educativos y la paralización de actividades científicas, culturales y deportivas. Además, las elecciones legislativas, previstas para el 13 de abril en Siria, fueron aplazadas al 20 de mayo.

El régimen sirio, en guerra contra los rebeldes y los yihadistas, controla más del 70% del territorio y libra una ofensiva para tratar de recuperar la provincia de Idlib (noroeste).

El riesgo de que el virus se propague es preocupante en Idlib, blanco en los últimos meses de bombardeos del régimen y de su aliado ruso, que han provocado la huida de casi un millón de personas.

En todo el país, devastado por nueve años de guerra, el "endeble sistema de salud" sería incapaz de hacer frente a una epidemia, ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS).

AFP