Fotografía referencial
"¡Paren la locura, solo es un virus del frío!", señala un cartel. | Fuente: Efe

Las protestas se están multiplicando en distintas partes de Estados Unidos para presionar al presidente del país, Donald Trump, y a los gobernadores de los estados para que levanten las medidas de confinamiento por la pandemia del coronavirus, que están causando estragos en la economía.

La mayor parte de las movilizaciones, celebradas hasta ahora en Kentucky, Ohio, Utah y Michigan, esta última una de las más concurridas, han sido organizadas por los propios seguidores de Trump y han supuesto un pulso a gobernadores demócratas, aunque hay casos como el de Ohio, en que es dirigente estatal es republicano.

Este jueves el turno fue para Richmond, la capital del estado de Virginia, gobernada por el demócrata Ralph Northam, que ayer decretó una extensión por dos semanas, hasta el próximo 8 de mayo, del cese de las actividades económicas no esenciales. Bajo la consigna #AbranVirginia, varios grupos llamaron a protestar contra las medidas del cierre de los negocios y de distanciamiento social.

Varios estados del país han pedido el confinamiento de sus ciudadanos, después de que el país se haya convertido en la nación más azotada del mundo por el coronavirus, con unos 640.000 contagios confirmados y más de 30.000 muertes.

Convocatorias similares a las ya celebradas están siendo organizadas en casi todos los estados a través de internet: En la capital de Texas, Austin, un presentador de Infowars -un conservadora página web que en ocasiones airea teorías conspirativas- anunció una manifestación el sábado bajo el título de "Tú no puedes cerrar EE.UU."

Se espera que en los próximos días haya protestas similares en otros estados como Washington, Oregón o Idaho, entre otros.

(Con información de EFE)