Cuatro trabajadores han fallecido y otros 57 se encuentran atrapados en un desprendimiento de rocas en una mina de carbón del centro de China, ocurrido poco después de un leve terremoto, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

El suceso se produjo a las 19:45 hora local (11:45 GMT) de ayer, jueves, en la mina Qianqiu de la localidad de Sanmenxia, en la provincia de Henan, menos de media hora después de que un temblor de 2,9 grados de magnitud sacudiera el lugar, informaron las autoridades encargadas de seguridad laboral en la zona.

Un total de 75 mineros trabajaban en el pozo en el momento del accidente, a unos 700 metros bajo tierra, y 14 de ellos pudieron salir por su propio pie tras el desprendimiento.

El desprendimiento bloqueó el pozo a una altura de unos 480 metros, dificultando las labores de rescate.

Las autoridades señalaron que aún hay posibilidades de que los trabajadores atrapados hayan sobrevivido; de lo contrario, éste podría ser uno de los peores accidentes mineros del año en el sector minero chino, siempre ligado a tragedias de este tipo.

Cada año más de 3.000 trabajadores mueren en las minas chinas, especialmente las dedicadas a la extracción de carbón, principal fuente de energía de la segunda economía mundial.

EFE