Deforestación en la Amazonía | Fuente: AFP

La Amazonía se está convirtiendo en una sabana, y no combatir a fondo la deforestación "será un suicidio", advirtió el científico brasileño Carlos Nobre este domingo en la ONU. El hombre de 68 años es uno de los expertos en la mayor selva tropical más respetados del mundo.

"Hay indicios de que el proceso de 'sabanización' ya comenzó" en más de la mitad de la selva, dijo Nobre, investigador del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad Federal de Sao Paulo, en una entrevista con la AFP.

"¿Se puede revertir? Creo que sí. Pero si continúa la deforestación, si sigue sin control, tenemos un enorme riesgo de perder la Amazonía. Sería un suicidio", subrayó.

Nobre destacó que la capacidad de la Amazonía de absorber carbono es todavía positiva "pero está disminuyendo".

También dijo que la estación seca es cada vez más larga en un 60% de la Amazonía, y que hay una mayor tendencia de mortalidad de los árboles que precisan más humedad.

"Potencia de la biodiversidad"

"Todos estos factores son señales precursoras de un punto de ruptura, por eso es importante alcanzar una deforestación cero. Ya no vale más la pena hablar de deforestación legal o ilegal, tiene que ser cero y hay que restaurar una gran área de selva", aseguró.

Según cifras oficiales, la deforestación de la Amazonía brasileña prácticamente se duplicó entre enero y agosto, pasando de 3336.7 km2 en ese periodo de 2018 a 6404.4 km2 este año, el equivalente a 640 000 canchas de fútbol.

Si la sabana se establece en 50% o 60% de Brasil, el proceso "es irreversible", dijo Nobre en el evento Amazonía Posible, celebrado en la ONU, que promueve un nuevo modelo de desarrollo empresarial que respete la biodiversidad. Recuperar la selva llevaría siglos o un milenio.

"Es ahora que tenemos que cambiar. No tenemos más tiempo que perder", advirtió.

Nobre recordó que dos hectáreas de la Amazonía contienen más especies que toda Europa, y que un solo árbol amazónico tiene más especies de hormigas que varios países europeos.

"Nosotros queremos convertirnos en una potencia militar, pero el mayor potencial de Brasil es ser una potencia ambiental, de la biodiversidad", afirmó.

Brasil, que posee un 60% de la Amazonía, se comprometió en el Acuerdo de París firmado en 2015 a restaurar 12 millones de hectáreas de selva.

(Con información de AFP)

¿Qué opinas?