El hijo del ministro chileno de Salud, Álvaro Erazo, que fue detenido el domingo tras ser descubierto vendiendo algunos gramos de marihuana, quedó en libertad, informaron fuentes judiciales.

Joaquín Erazo Espinoza, de 24 años, fue sometido este lunes a un control de detención y acusado de microtráfico por el Juzgado de Garantías de Panguipulli, municipio de la Región de los Ríos situado a 800 kilómetros al sur de Santiago.

Tras la audiencia, Joaquín Erazo quedó en libertad pero con arraigo nacional y la obligación de firmar semanalmente ante Carabineros, ya que el juez Mario Cayul y la fiscal Alejandra Anabalón consideraron que no correspondía pedir prisión preventiva.

Además, el tribunal decretó un plazo de 90 días para la investigación.

En la sesión estuvo presente el ministro Erazo, quien explicó que su hijo está en tratamiento de rehabilitación por drogas desde hace tres años y añadió que espera que éste tenga un debido proceso y saque las lecciones correspondientes, publica la edición digital del diario El Mercurio.

El titular de Salud visitó a su hijo en el cuartel de la Policía de Investigaciones (PDI) de Panguipulli, en la región de Los Ríos, donde expresó su preocupación por esta situación.

"Lo más importante en este caso es que yo pueda estar con mi hijo, pero también con mucha claridad debo decir que él va a enfrentar esta situación como cualquier otro joven de nuestro país", declaro hoy Álvaro Erazo a Radio Cooperativa.

"Solamente (resta) tener la fuerza con la familia para salir adelante", dijo el ministro, quien añadió que afrontará "las responsabilidades que se establezcan y los compromisos que queden para que se supere esta situación".

El hijo del titular de Salud tiene antecedentes policiales, ya que hace dos años fue condenado a 540 días de pena, remitida por las lesiones graves que le causó a un joven a la salida de una fiesta.

En aquella ocasión, la víctima, identificada como Juan Pablo Verdugo, permaneció en estado de coma tras haber sido golpeado con un palo por Joaquín Erazo.

EFE