Foto: EFE (Referencial)

Uno de los heridos en el tiroteo de Tucson de hace una semana quedó hoy detenido y será sometido a un examen psiquiátrico por amenazas vertidas mientras participaba en la grabación de un programa de televisión.

James Eric Fuller, de 63 años y que había sido alcanzado en una rodilla por uno de los disparos en el tiroteo, tomó una fotografía del líder del movimiento ultraconservador Tea Party Trent Humphries y le gritó "estás muerto", indicó la cadena KGUN-TV de Tucson.

Ambos participaban en una tertulia para tratar sobre el incidente que se grababa para emitirse en el programa "This Week", de la cadena ABC, este domingo.

Al parecer, a una pregunta sobre el control de las armas en EEUU, Humphries respondió que es necesario esperar a que se haya enterrado a todas las víctimas del tiroteo para empezar a pensar en ese asunto, un comentario que molestó a Fuller.

Tras espetar la amenaza a Humphries, Fuller quedó detenido por alteración del orden público y por amenazas. Mientras se le sacaba del área donde tenía lugar la grabación, las autoridades decidieron conducirle a un hospital, donde permanece esta noche, para someterle a un examen psiquiátrico.

Seis personas murieron, entre ellas una niña de nueve años, y catorce quedaron heridas en el tiroteo del pasado día 8 en Tucson, del que la Policía culpa a Jason Loughner, un joven de 22 años con aparentes problemas mentales.

Entre los heridos se encuentra la congresista Gabrielle Giffords, que recibió un balazo en la cabeza y continúa en estado grave, aunque su evolución ha superado las expectativas médicas.

Los médicos retiraron hoy el respirador a Giffords, a la que se le practicó una intervención quirúrgica para colocarle un nuevo tubo en la tráqueda que le proteja las vías respiratorias y permita evitar infecciones.

También se le colocó una vía para la alimentación, un procedimiento común en pacientes con lesiones cerebrales, indicaron los médicos.

Según revelaron hoy fuentes de las fuerzas de seguridad a los medios estadounidenses, Loughner se fotografió antes del incidente vestido únicamente con un tanga y posando con un arma.

La imagen ha aparecido en un rollo de película de 35 milímetros que Loughner llevó a revelar horas antes del ataque.

Según las fuentes, en la foto, que no se ha difundido, se ve al sospechoso mientras se cubre la entrepierna con el arma.

Al tiempo que se ha difundido la existencia de la foto, se ha divulgado también un vídeo que supuestamente grabó Loughner en el campus de la escuela comunitaria del condado de Pima de la que resultó expulsado el pasado septiembre tras protagonizar una serie de incidentes en clase.

En el vídeo, en el que el narrador concluye como "Jared de Pima College", se ven imágenes nocturnas del centro de estudios, mientras se escucha la supuesta voz de Loughner acusar de "tortura" y "genocidio" a la escuela comunitaria, "uno de los mayores fraudes de este país".

EFE