Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. | Fuente: AFP

Estados Unidos eligió este martes un Congreso dividido dos años después de la victoria sorpresiva de Donald Trump: los demócratas recuperaron la Cámara de Representantes mientras que los republicanos reforzaron su control del Senado, en una jornada de candentes batallas locales.

Este escenario ha puesto sobre la mesa preguntas sobre el impacto que tendrá este nuevo balance político en el gobierno de Donald Trump, sus cuestionadas iniciativas marcadas por el rechazo a los migrantes y sus investigaciones truncas sobre la presunta colusión entre su equipo de campaña y Rusia en 2016.

Para comprender de qué manera influirá el Senado y la Cámara Baja en las decisiones de Donald Trump es preciso hacer una diferencia de las funciones de estos dos órganos del poder legislativo de Estados Unidos

Funciones del Senado y la Cámara Baja de EE.UU.

Estados Unidos se rige por un Congreso bicameral, donde el Senado tiene una mayor influencia en la política interior y exterior del país. Mientras que la Cámara de Representantes tiene más poder constitucional porque aprueba o desaprueba los gastos del gobierno.

Consultado por RPP Noticias, el analista político y docente de la American University de Washington, Emilio Viano, explicó que a diferencia de los diputados de la Cámara Baja, los senadores tienen mucho más tiempo en el cargo con un mandato de seis años. Los diputados, que están más cerca del electorado, son reelegidos cada dos años.

“El Senado es el consejero del presidente. Nombra a su propio gabinete, ministros, viceministros y funcionarios de alto rango como jueces de la Corte Suprema. La constitución reserva a la Cámara de diputados el poder de iniciativa. El gasto de dinero del tesoro estadounidense tiene que empezar en la cámara de diputados”, precisó el analista.

Donald Trump frente a un Congreso dividido

La Cámara Baja, ahora controlada por demócratas, podría iniciar nuevas investigaciones contra Donald Trump, sobre la presunta intervención de Rusia en su campaña política en 2016 que le dio el triunfo electoral al postulante republicano.

Sin embargo, el analista internacional, Carlos Rajo, señala que estas investigaciones podrían frenarse en el Senado, donde el partido oficialista es mayoría. “Aun así los demócratas quisieran hacer el juicio político o impeachment a Donald Trump podría morir en el Senado porque ahí los demócratas son minoría”, agregó.

Si bien las investigaciones no terminarían con un juicio político a Trump, si generarían un bloqueo en el Congreso de los Estados Unidos y una gran alarma a nivel nacional, opina la analista internacional Maria Luisa Rossel. “El congreso no podría proponer mayores proyectos de ley debido a investigaciones a mitad de camino y también generaría una serie de cuestionamiento a nivel de opinión pública”, indicó. 

Una caravana de migrantes dirigiéndose a Estados Unidos. | Fuente: AFP

El muro de Trump en la frontera con México

La construcción de un muro en la frontera con México, ha sido una de las propuestas de Donald Trump para frenar la migración. Los analistas coinciden que la ejecución de este proyecto se le complicará al mandatario estadounidense con la Cámara Baja, controlada por demócratas. “En el caso del muro, es complicado que se ejecute debido a que la Cámara Baja, controla el comité de apropiaciones que autoriza los fondos para el muro”, opina Carlos Rajo.

La analista internacional, Maria Luisa Rossel explicó que la primera intención de los demócratas es iniciar con las investigaciones relacionadas con el presidente y algunos ministros por mal manejo de sus funciones. “La construcción del muro de la frontera será muy difícil que se concrete porque el partido del presidente no tiene mayoría en la cámara”, dijo.

Cabe precisar, que el presidente de Estados Unidos mantiene un discurso de rechazo contra los migrantes, sobre todo con la caravana de familias de Centroamérica que actualmente se desplazan hacia la frontera con México. Según los analistas, en los comicios de este martes, el electorado ha dado un mensaje claro a Trump contra sus discursos xenófobo, eligiendo a nuevas figuras políticas.


¿Qué opinas?