EEUU pide a Zelaya actuar como ´líder´ y no como una ´estrella de cine´

El representante de EEUU ante la OEA, Lewis Amselem, instó al depuesto presidente de Honduras a parar de hacer acusaciones y dar ´mensajes claros´.
Foto: EFE
El representante de EE.UU. ante la OEA, Lewis Amselem, lamentó hoy la expulsión de una misión del organismo de Honduras por parte de las autoridades de facto, pero también criticó al depuesto presidente Manuel Zelaya al que instó a comportarse como "un líder" y no como una "estrella de cine".

Durante su intervención ante el Consejo Extraordinario convocado para discutir estos hechos, Amselen consideró "deplorables" y "tontos" porque "no sirven a Honduras, ni al régimen golpista en sí".

Anselem es en estos momentos el embajador en funciones de EE.UU. ante la OEA.

"Tienen que parar de hacer acusaciones y dejar de actuar como si (Zelaya) fuese una estrella de cine", dijo.

Además, subrayó que las amenazas a misiones diplomáticas en Tegucigalpa "son un insulto a la comunidad internacional y a la OEA".

Al igual que dijo en su intervención el secretario general del organismo, José Miguel Insulza, Amselen subrayó que una de las mayores preocupaciones ahora es la restricción de las libertades civiles y los ataques a los medios de comunicación.

Sin embargo, también criticó la actuación del presidente derrocado, Manuel Zelaya, quien a su juicio "tiene que portarse como un líder y dar mensajes claros que expresen sus puntos de vista de manera pacífica".

Según Amselen, aquellos que han facilitado el retorno de Zelaya "tienen una responsabilidad especial para prevenir la violencia y mantener el bienestar en Honduras, ya que el pueblo está enfrentándose a un a nueva crisis que no han causado".

El representante estadounidense urgió a todas las partes a que se llegue a un acuerdo basándose en el Acuerdo de San José.

"Todo va a mejorar si todas las partes se abstienen de la provocación y de la instigación a la violencia el régimen tiene que mantener la seguridad", dijo Amselen.

El representante estadounidense señaló que en "muchas ocasiones" desde que se produjo el golpe de Estado el 28 junio, se le ha pedido "a Zelaya que no volviera a Honduras antes de que se haya llegado a un acuerdo político".

Por ello, "habiendo Zelaya decidido volver bajo sus propios términos, con esa acción, Zelaya y todos los que han facilitado su retorno tienen una responsabilidad específica por las acusaciones que sus partidarios están llevando a cabo desde el 21 septiembre". EFE