El acuerdo requeriría que Elon Musk renuncie a su rol como presidente de Tesla durante al menos tres años. | Fuente: AFP | Fotógrafo: PETER PARKS

El fundador de Tesla, Elon Musk cerró un acuerdo con el organismo de control bursátil de Estados Unidos y abandonará la presidencia del consejo de administración de la empresa, dijeron medios de prensa el sábado

Musk permanecerá, sin embargo, como director general de la compañía automotora, que deberá designar también a dos directores independientes en el consejo de administración y pagar 20 millones de dólares de multa, según los términos del acuerdo citados el sábado por CNBC y el Washington Post.

Posible salida de la Bolsa

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) había demandado a Musk al considerar que su serie de mensajes en Twitter del pasado 7 de agosto, comunicando su intención de sacar de bolsa a Tesla gracias a la existencia de inversores que pagarían 420 dólares por título a los accionistas de la compañía, fue un acto fraudulento que infló temporalmente el valor de las acciones.

Tras horas de especulaciones en los principales medios de comunicación estadounidense, la SEC anunció en un comunicado que Musk acepta que no podrá ejercer como presidente del consejo de administración de Tesla durante tres años y durante ese tiempo será reemplazado por una persona "independiente". Además, la empresa nombrará dos consejeros independientes para su consejo de administración y establecerá un "nuevo comité de consejeros independientes y pondrá más controles y procesos para supervisar las comunicaciones de Musk".

Sansiones conductuales

Stephanie Avakina, codirectora de la División de Cumplimiento de la SEC, declaró que las medidas anunciadas hoy "están específicamente diseñadas para responder al problema de mala conducta al fortalecer el gobierno corporativo y supervisión de Tesla para proteger a los inversores". Pese al acuerdo, Musk ha decidido no hacer ningún comentario sobre sus problemas legales y ha preferido rodearse de su legión de fieles en Twitter, su medio favorito de comunicación.

Hoy, Musk se limitó a anunciar a un seguidor de la compañía que Tesla está preparándose para entregar sus vehículos directamente en el domicilio o puesto de trabajo en vez del método tradicional de obligar al comprador a acudir a las tiendas de Tesla para hacerse cargo del automóvil. El acuerdo entre Musk y la SEC se produce en medio de una grave caída en bolsa de Tesla.

El castigo a Musk es doble. No solo abandona la dirección de Tesla y se enfrenta todavía a las demandas presentadas por varios grupos de inversores que se sienten engañados por sus tuits, sino que al ser el mayor accionista individual de Tesla, su fortuna se ha visto considerablemente reducida en los últimos 45 días.

(Con información de AFP y EFE)

¿Qué opinas?