Envejecimiento de la población china, consecuencia del ´hijo único´

La política del ´hijo único´ ha ayudado a frenar el rápido aumento de la población, aunque también ha tenido consecuencias negativas como el envejecimiento de sus habitantes y el desequilibrio de sexos.
El envejecimiento de la población en China, la mayor del mundo y que se acerca a un quinto de la población anciana mundial, ha alcanzado los 160 millones según datos del gobierno.

Actualmente comprenden el 12,3 por ciento del total de habitantes del país asiático (un total de 1.300 millones). Se espera que el porcentaje de habitantes de la tercera edad en China se doble a un 24 por ciento en 2050 alcanzando un total de 320 millones según la División de Población de las Naciones Unidas.

Los principales temores de los expertos en China son la política del hijo único (lo que supone menos hijos para cuidar a sus ancianos padres) y un sistema pobre de pensiones que finalmente se convertirá en un problema que ya ha comenzado a aparecer.

El sistema público de cuidados a los ancianos mayores de 60 años no es suficiente como tampoco lo es la disponibilidad de enfermeras cualificadas para ello. Cerca de 8 millones de ancianos necesitan cama mientras las disponibles en los hospicios son 2,5 millones. EFE