Ex diputado liberado extrañará de la selva a sus 11 compañeros asesinados

Sigifredo López, ex rehén de las FARC, narró entre lágrimas las únicas cosas que le harán falta de sus casi siete años de cautiverio.

De los "2.492 días con sus noches" que el ex diputado colombiano Sigifredo López estuvo secuestrado por las FARC, lo que más extrañará de sus años en la selva son sus compañeros, los 11 diputados que fueron tomados como rehenes con él en 2002 y que fueron asesinados cinco años después por los rebeldes.

Al ser consultado en su casa por Efe, el ex rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) narró entre lágrimas las únicas cosas que le harán falta de sus casi siete años de cautiverio en las selvas del suroeste de Colombia.

"El aire puro, la frenética dinámica que hay detrás de la quietud de los árboles, el alma de unos seres humanos maravillosos que Dios me dio la oportunidad de conocer, mis compañeros, los voy a extrañar toda la vida, de resto nada", dijo refiriéndose a los ex diputados que murieron por un enfrentamiento entre los mismos rebeldes.

López fue el último rehén que las FARC decidieron liberar de un grupo de seis que se habían propuesto entregar a la congresista Piedad Córdoba y a la Cruz Roja Internacional, en una misión que contó con el apoyó logístico y de aeronaves de Brasil.

De sus compañeros asesinados señaló que tenían una disciplina diaria en la que incluían clases de inglés y otros temas que se proponían, escribían, pintaban y hacían análisis político sobre el acontecer del país y el mundo que escuchaban en la radio.

Para no olvidar hacían "ejercicios de memoria y de imaginación creativa" con la finalidad de no dejarse caer ante la adversidad que les significaba estar secuestrados.

Lo importante para ellos era "asumir con dignidad el secuestro".

"El mundo cruel que lo lastima a uno, 2.492 días con sus noches", dijo sobre su largo cautiverio y ahora vendrá para él un "momento muy duro", que será cuando se reúna con los familiares de los 11 diputados muertos en 2007 y tenga que resolver las preguntas que le tienen por hacer.

Lo que tiene claro es que les dirá que sus padres, hermanos, hijos y esposos fueron unos "seres humanos maravillosos" que Dios le dio la oportunidad de conocer, "con una grandeza espiritual enorme, personas solidarias y con ganas de vivir, con mucho amor".

Fabiola Perdomo, esposa del fallecido diputado del Valle del Cauca Juan Carlos Narváez, dijo a Efe que le preguntará a López sobre la convivencia en cautiverio, sobre los sueños que él tenía y de que hablaba en sus últimos días con vida.

"Para mi es importante conocer que pensaba Juan Carlos de la familia para hacerle un homenaje, porque hoy estoy criando sola a Daniela", señaló Perdomo y añadió que lo hace para "recoger ese sentimiento" y seguirlo como homenaje en la formación de su hija.

Además, le dará un fuerte abrazo para "sentir que ese es el abrazo de despedida" de Juan Carlos, "es poder sentir a través de él a los diputados y en especial a mi esposo".

Su hija Daniela, también le tiene preparada a Sigifredo López una pregunta que no ha querido decir.

La ex asesora de paz Ángela Giraldo, hermana del ex diputado muerto en cautiverio Francisco Javier Giraldo, espera que el único sobreviviente de la matanza les cuente de manera espontánea lo que les quiera decir sobre sus familiares.

Aunque tienen muchas preguntas: "queremos saber cómo fueron los últimos cinco años de nuestros familiares, qué los hacia alegres, qué los hacía tristes, qué expectativas tenían", dijo.

EFE