Ex jefa de las FARC pide perdón y exhorta a la desmovilización rebelde

Nelly Ávila Moreno dijo que su propia situación es una prueba de que el Gobierno sí cumple las promesas que hace a los rebeldes que dejan las armas.

La ex dirigente de las FARC Nelly Ávila Moreno, alias "Karina", pidió perdón a las víctimas que dejó durante los 24 años que estuvo en las filas rebeldfes y exhortó a sus antiguos compañeros de armas a desmovilizarse.

"Karina", la única mujer que llegó a comandar un frente de las FARC, señaló que ella también fue víctima de la pobreza y la violencia, pero ya ha logrado perdonar a sus agresores.

"Me reclutaron como a cualquier joven sin tener conocimiento del país. Solo lo vine a conocer cuando ya estaba en la guerrilla y por situaciones de guerra", dijo sobre su incorporación a las FARC cuando tenía 16 años de edad.

En unas declaraciones ofrecidas en la sede del Departamento Administrativo de Seguridad, donde está recluida desde su desmovilización en mayo pasado, explicó que los rebeldes no están diezmados militarmente, pero dentro de sus filas "tomó fuerza la corrupción y el narcotráfico".

"Karina" dejó claro que los jefes de las FARC no están dispuestos a desmovilizarse, por eso los exhortó a buscar "una salida política al conflicto".

 

Asimismo agradeció al presidente colombiano, Álvaro Uribe, la propuesta que le hizo de ser "gestora de paz" para facilitar la desmovilización de más rebeldes y por permitirle tener una "nueva forma de vida" fuera del conflicto.

 

"Karina" afirmó que ésta es una oportunidad para trabajar por la pacificación, el diálogo y la política.

 

Finalmente, hizo un llamado a los rebeldes para que se acojan al programa de desmovilización y les dijo que su propia situación es una prueba de que el Gobierno sí cumple las promesas que hace a los guerrilleros que dejan las armas.

 

EFE