FBI encuentra a Stanford, presunto artífice de fraude multimillonario

Richard Kolko, un portavoz de la policía federal, informó que su agencia halló a Stanford, que estaba en paradero desconocido, en la zona de Fredericksburg (Virginia).

El FBI encontró al multimillonario tejano Robert Allen Stanford, quien está acusado de un fraude financiero por valor de 8.000 millones de dólares.

 

La policía federal halló a Stanford, que estaba en paradero desconocido, en la zona de Fredericksburg (Virginia), informó en un comunicado Richard Kolko, un portavoz del FBI.

 

La Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés) había pedido a esa agencia que localizara a Stanford y le comunicara formalmente los cargos presentados contra el Grupo Financiero Stanford, que él controla.

 

Stanford no está bajo arresto, pues el departamento de Justicia no ha formulado cargos criminales contra él, aunque es posible que lo haga próximamente.

 

El FBI lo investiga por presuntamente lavar dinero del cartel del Golfo de México, según se ha filtrado a la prensa local.

 

Agentes de la policía federal tomaron las oficinas de las empresas de Stanford en Houston (Texas) el pasado martes, al tiempo que la SEC presentaba los cargos ante el juez Reed O"Connor, pero el multimillonario texano se les escapó de las manos entonces.

 

La SEC lo acusa de engañar a los inversores, a los que vendió títulos a plazo fijo conocidos como certificados de depósito con unas tasas de interés "improbables y no justificadas".

 

Todos los negocios de Stanford están congelados por orden judicial.

 

Según la cadena ABC, que citó fuentes gubernamentales anónimas, la SEC tenía preparado el caso contra Stanford hace algún tiempo, pero no tomó medidas a petición de la policía federal (FBI), que llevaba a cabo una operación encubierta para descubrir sus posibles vínculos con el narcotráfico.

 

Esta semana, el multimillonario texano movió grandes cantidades de dinero de sus cuentas, lo que precipitó la acción de la SEC, indicó la cadena televisiva.

 

Según otros medios estadounidenses, Stanford ordenó la retirada de más de 170 millones de dólares.

 

EFE