Una de las cartas de George H.W. Bush junto a una foto del niño al que ayudó. | Fuente: Composición RPP (Fotos de AFP)

Para el niño filipino su benefactor estadounidense y fuente de amables cartas y regalos era conocido simplemente como "G. Walker." Para la organización benéfica cristiana que lo ayudó a mantener su benevolente secreto, fue George Herbert Walker Bush, el 41º presidente de Estados Unidos fallecido en noviembre de este año.

Compassion International, que ayuda a niños pobres de todo el mundo a través de una red de iglesias locales, reveló por primera vez esta semana que el expresidente patrocinó silenciosamente a un niño filipino llamado Timothy durante 10 años. La organización lanzó varias de las conmovedoras cartas que le envió Bush al joven.

"Quiero ser tu nuevo amigo por correspondencia", escribió Bush en su carta inicial, enviada el 24 de enero de 2002. "Soy un hombre viejo, de 77 años, pero amo a los niños; y aunque no nos hayamos conocido, ya te quiero", dijo el expresidente, identificándose a sí mismo como un residente de Texas.

10 años como ‘amigo secreto’

El exsecretario de prensa de Bush Jim McGrath confirmó a la agencia AFP la autenticidad de las cartas. "Este es solo uno de los innumerables actos de bondad que George Bush realizó a través de los años sin fanfarria. Era lo que había en su corazón", dijo.  Bush comenzó a patrocinar a Timothy con una donación mensual en 2002, hasta su graduación del programa caritativo en 2012.

Durante todo ese tiempo, la verdadera identidad de Bush se mantuvo en secreto debido a preocupaciones de seguridad. A veces, las cartas de Bush contenían pistas sobre su verdadera identidad, como una en la que escribió: "Tuve que ir a la Casa Blanca en Navidad. Aquí hay un pequeño folleto que recibí en la Casa Blanca en Washington".

AFP

¿Qué opinas?