Los paleontólogos Mike Getty y Deanna Brandau descubrieron dos especies nuevas de dinosaurios gigantescos, uno de ellos con quince cuernos y el otro poseía un cuerno particularmente largo sobre la nariz que le hacía parecer "un rinoceronte gigante con una cabeza ridículamente desproporcionada".

El Museo de Historia Natural de Utah (EE.UU) informó que el hallazgo se efectuó en Grand Staircase-Escalante, al sur de UTA.

Según los expertos que han realizado la investigación los dinosaurios eran herbívoros y parientes cercanos de los famosos Triceratops.