Iglesia colombiana suplica a las FARC liberen a secuestrados por Navidad

´Sería un gesto grande en esta Navidad, un derroche de hidalguía cristiana´, dijo el cardenal colombiano Darío Castrillón dirigiéndose al jefe máximo de las FARC.
Foto: EFE
El presidente de la Pontificia Comisión Iglesia Hoy, el cardenal colombiano Darío Castrillón, suplicó hoy al jefe máximo de las FARC, alias "Alfonso Cano", que ponga en libertad a todas las personas a las que esa guerrilla mantiene secuestradas.

"Te suplico que los secuestrados sean puestos en libertad", expresó Castrillón desde su despacho en el Vaticano durante una entrevista telefónica con la cadena colombiana Caracol Radio.

La devolución de los rehenes "sería un gesto grande en estaNavidad, un derroche de hidalguía cristiana", agregó el prelado, que en numerosas ocasiones ha instado a los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a que entreguen a los cautivos y pasen a un diálogo de paz con el Gobierno.

Castrillón agregó que la contribución que le pide al jefe insurgente es "no solamente para la paz de Colombia, de las familias de los secuestrados".

"Yo la pido, te la pido a ti ("Alfonso Cano"), para la paz de tu familia, de tus amigos, de las madres de quienes están en la oposición armada", prosiguió el jerarca católico, que también tiene el título de Prefecto Emérito de la Congregación para el Clero.

El cardenal colombiano se refirió al caso de los 24 miembros de la fuerza pública (según el Gobierno) a los que las FARC retienen con fines de canje por medio millar de rebeldes presos.

Entre esos rehenes están dos militares a quienes los guerrilleros prometieron liberar hace meses, pero las gestiones para lograr esa entrega quedaron en suspenso el martes pasado tras la orden del presidente Álvaro Uribe de buscar el rescate militar de todos los secuestrados.

Uribe impartió la orden un día después del secuestro y asesinato, a manos de presuntos rebeldes de las FARC, del gobernador del departamento del Caquetá (sur), Luis Francisco Cuéllar.

El jerarca católico también le pidió a "Cano", alias de Guillermo León Sáenz, que entre en un proceso de paz con el Gobierno.

"Casi de rodillas pido al niño del pesebre que penetre sus corazones para que definitivamente le den la paz a Colombia", expresó Castrillón, que dijo haberse encontrado en el pasado "ya unas cuantas veces" con el jefe insurgente.

Sáenz asumió como comandante en jefe de las FARC en sustitución de "Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo", alias de Pedro Antonio Marín, fundador del grupo en 1964 y quien murió en marzo de 2008 de un fallo cardíaco, según los rebeldes. EFE