Ataque
Las fuerzas estadounidenses reportaron el lanzamiento de más de 10 cohetes. | Fuente: @SecMedCell / @SecMedCel

Dos soldados, uno estadounidense y otro británico, así como un subcontratista estadounidense murieron este miércoles tras un ataque con más diez cohetes contra una base iraquí en Taji, al norte de Bagdad.

Esta información fue confirmada por un responsable militar estadounidense, en tanto, fuentes oficiales iraquíes indicaron que se trata del ataque número 22 desde finales de octubre. Sin embargo, la cantidad de cohetes lanzados este miércoles es particularmente alta.

El Ejército iraquí había señalado previamente que hubo bajas, además dijeron que el ataque no fue reivindicado, aunque en el pasado Washington ha atribuido este tipo de ataques a las facciones proiraníes.

Tras el ataque, fuerzas militares estadounidenses descubrieron una plataforma de lanzamiento de cohetes que había sido montada en una camioneta.

No es la primera vez que un ataque similar afecta intereses estadounidenses en suelo iraquí. A finales de 2019, un subcontratista de ese país murió en un ataque contra una base en Kirkuk, lo que desencadenó varios ataques de represalia de Washington en Irak y Siria, contra fuerzas favorables a Teherán, entre ellas las brigadas del Hezbolá.

Este ataque aumentó las tensiones entre Washington y Teherán, lo que provocó el asesinato en Bagdad del poderoso general iraní Qasem Solieimani y su lugarteniente iraquí en un ataque con dron estadounidense, y también los bombardeos iraníes contra bases iraquíes que albergan a soldados estadunidenses.

La coalición internacional, creada para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en 2014, y liderada por Estados Unidos, está integrada por decenas de países y miles de sus soldados se encuentran en Irak. Aunque el EI ha perdido el territorio de su "califato" a caballo entre Irak y Siria, aún conserva células clandestinas o durmientes que pueden perpetrar ataques.

Recientemente, el parlamento iraquí votó a favor de que 5,200 soldados estadounidenses abandonen el país, decisión que aún no ha sido aplicada por el gobierno. Pero Irak se encuentra sumido desde hace meses en un verdadero marasmo político.

AFP