Fotografía referencial
Human Rights Watch ha alertado sobre el historial de impunidad en los casos de violencia sexual en Kenia. | Fuente: Flickr

Uno de los principales centros de educación superior en Kenia, la Universidad de Nairobi, culpó a las estudiantes por ser violadas, al considerar que su comportamiento “imprudente” motivó los abusos sexuales. Asimismo, el centro de estudios señaló que el número de violaciones y robos en la capital de Nairobi a estudiantes se ha incrementado en los últimos años.

“En los tres casos de violaciones reportados el año pasado, se observa una clara imprudencia por parte de nuestras estudiantes mujeres”, señalaba el comunicado que fue enviado a todos los alumnos.

El documento también abordó un caso en particular, y aseguró que la víctima “se entretenía en varios lugares de la ciudad y decidió caminar sola y en estado de ebriedad”, cuando fue asaltada y violada en grupo por tres hombres.  

El documento también aconsejó a los estudiantes a recordar los números de teléfono más importantes de su entorno, en caso de que extravíen su teléfono celular y les recomendó permanecer con amigos conocidos durante sus salidas nocturnas.

UN COMUNICADO “INSENSIBLE”

Tras la polémica que desató el contenido del comunicado, la universidad se ha disculpado por haberlo emitido. El vicecanciller Stephen Kiama aseguró que el documento fue “insensible” y que no refleja la ética del centro de estudios.

Esto sucedió luego de que el memorándum provocara una reacción exacerbada de varias autoridades en redes sociales, además de una petición que condena el documento que ya cuenta con más de 6 000 firmas.

“La misoginia ha sido respaldada una y otra vez por los poderes en Kenia, y eso tiene que parar. Uno no debe incriminar a las mujeres en sus propias violaciones para salirse con la suya”, señala la petición.

Por otro lado, Adelle Onyango, sobreviviente de violación y fundadora de la organización “No significa no” alzó su voz desde su cuenta de Instagram en contra de la universidad y aseguró que la institución culpó a las víctimas en vez de a los violadores.

“Así es como se revictimiza a una mujer violada. Así se normaliza la violación, y no lo vamos a permitir”, señaló.

EL DATO: Según la Oficina Nacional de Estadística de Kenia, el 14% de las mujeres en Kenia han sufrido una violación sexual en algún punto de su vida.