La UE da un primer paso para imponer sanciones a Libia

Plantean la congelación de activos de dirigentes libios, prohibiciones para entrar en territorio comunitario, un embargo de armas y otras iniciativas a estudiar en los próximos días.

Los países de la Unión Europea (UE) han acordado hoy avanzar hacia la imposición de sanciones al régimen libio de Muamar el Gadafi y han encargado a sus expertos estudiar posibles medidas en su contra.

Según han dicho a Efe fuentes comunitarias, éstas podrían pasar por la congelación de activos de dirigentes libios, prohibiciones para entrar en territorio comunitario, un embargo de armas y otras iniciativas a estudiar en los próximos días.

Este primer paso hacia las sanciones se ha dado en una reunión de embajadores en el Comité Político y de Seguridad de la Unión Europea (COPS) convocada por la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton.

A partir de ahora, expertos comunitarios estudiarán las posibles medidas contra Libia, que deberán ser aprobadas posteriormente por el conjunto de los Veintisiete.

Este miércoles, los embajadores han acordado una declaración sobre la situación en Libia que, según fuentes comunitarias, se hará pública a lo largo de la tarde.

Ashton ya anunció ayer la suspensión de las negociaciones en curso para un acuerdo marco entre los Veintisiete y Libia, el único país del Mediterráneo con el que por ahora la UE no tiene ninguna relación de tipo contractual.

Además, el bloque ha frenado todo el comercio de armas con el país africano, según fuentes comunitarias.

El pasado lunes, los ministros de Exteriores de la Unión analizaron la situación en Libia, pero no tocaron la posibilidad de imponer sanciones.

El recrudecimiento de la violencia y el último mensaje de Gadafi, sin embargo, han hecho a los Veintisiete endurecer su postura.

Ayer Alemania ya amenazó a Trípoli con sanciones, mientras que hoy el presidente francés, Nicolas Sarkozy, pidió "sanciones concretas" de la UE y defendió llevar ante los tribunales a los responsables de la represión "brutal y sangrienta" de las protestas populares.

-EFE