Rihana Oxana Gorbatenkom, de 26 años, y el sultán Mohamed V, de 49.
Rihana Oxana Gorbatenkom, de 26 años, y el sultán Mohamed V, de 49. | Fuente: Instagram @rihanapetra

El exrey de Malasia se divorció de la antigua reina de la belleza rusa tan solo unos meses después de que se supiera que se habían casado y abdicara, según informó su abogado. Sin embargo, esta ex Miss Moscú dice seguir casada con el sultán Mohamed V y ha seguido publicando fotos de la pareja en los medios sociales. Todo mientras la paternidad del hijo de ambos está en duda.

El sultán de Kelantan (49 años) renunció a ser el rey de Malasia en enero, después de sólo dos años en el trono, cuando surgieron noticias de su boda el año pasado mientras estaba oficialmente de baja médica.  Su abdicación fue la primera de un monarca en la historia del país de mayoría musulmana.  El sultán, no obstante, "se divorció irrevocablemente de Rihana Oxana Gorbatenko (26) el 22 de junio de 2019 por tres talaks de acuerdo con las leyes de la sharía", afirma un comunicado de su abogado de Singapur, Koh Tien Hua.

El divorcio y el hijo

El "triple talak" es la práctica para que un hombre musulmán repudie a su esposa al decir tres veces la palabra árabe "talak" ("estás divorciado"). Un tribunal islámico del estado malasio de Kelantan (noreste), donde Mohamed sigue siendo el sultán, emitió un certificado de divorcio, dijo el abogado a principios de esta semana. Pero la ex reina de la belleza negó tener constancia de la separación, explicó el portal de noticias Malaysiakini: "Nunca oí hablar de ninguna declaración de divorcio hecha directamente a mí".

Gorbatenko siguió publicando fotos en Instagram con el sultán y con Ismail Leon, el hijo que tuvo el 22 de mayo. Sin embargo, El abogado del sultán dijo al diario Straits Times de Singapur que “no había pruebas objetivas sobre el padre biológico del niño". El Palacio de Kelantan, por su parte, inicialmente evitó confirmar el divorcio pero emitió un comunicado en el que anunciaba que varios títulos utilizados para referirse a la reina no podían ser utilizados a menos de que sean otorgados oficialmente, e identificó al hermano de Mohamed V como príncipe heredero.

El rey que dejó el trono por amor

Mohamed V se casó con Oksana en junio de 2018 en Kota Bharu, la capital estatal, y celebró otra ceremonia de enlace en noviembre de ese año en Rusia, según explicaron medios locales pese a que ni el gobierno ni el palacio de Kelantan local lo confirmaran. El matrimonio fue revelado por varios medios extranjeros en diciembre y a principios de enero, el soberano anunció por sorpresa y sin dar razón alguna que abdicaba como rey de Malasia tras dos años en el trono.

Después de la abdicación de Mohamed, el sultán Abdulá Sultán Ahmad Sha, un deportista entusiasta con cargos en varios organismos deportivos, fue elegido nuevo rey de Malasia durante una reunión especial de la realeza islámica nacional. Malasia es una monarquía constitucional con una peculiaridad única: el trono cambia de manos cada cinco años entre los gobernantes reales islámicos de los nueve estados del país.  (Con información de AFP y EFE)

La publicación de Gorbatenko en respuesta a las versiones sobre su divorcio