Foto: Infobae.com
Stacey Herald (33) con apenas 73 centímetros, es la mujer más pequeña del mundo, y pese a que los médicos le dijeron que no podría tener hijos, tuvo dos saludables niñas y ahora va por su tercer bebé.

La razón por la que los pronósticos médicos no daban esperanza a un embarazo de Herald, es porque ella padece osteogénesis imperfecta, una enfermedad congénita, conocida como la enfermedad de los huesos de cristal.

El aborto fue el consejo que le dieron cuando quedó embarazada por primera vez, ya que debido al tamaño de su torso el bebé aplastaría sus pulmones y su corazón, le advirtieron los galenos según refiere Infobae.com.

Stacey está consciente de los riesgos, pero como en las dos anteriores oportunidades está dispuesta a afrontar el reto de ser madre una vez más, aunque ha confesado que no es éste no es un bebé planeado.

"Sólo queríamos dos chicos, de todas formas pensamos que los hijos son un regalo hermoso, y cuando veo a mis nenas veo vida y me lleno de amor", relató la gestante.

"Es un milagro que yo haya sobrevivido a los dos partos anteriores, ¿por qué no pensar que también puedo sobrevivir a este que se viene?", agregó.

La primera hija la tuvo en 2006, la segunda el año pasado y ahora solo 18 meses después de su último parto, la mujer quedó nuevamente embarazada.

"Ya me cuesta moverme, mi panza está realmente grande", dijo entusiasmada la pequeña madre.