Nueva Zelanda: adolescente arrojó un huevo a senador que culpó a musulmanes por ataque a mezquitas

El político de ultra derecha Fraser Anning asoció la masacre de Christchurch con la llegada de musulmanes a su país. Tras la arremetida del joven de 17 años respondió con dos puñetazos antes de ser apartado por su personal de seguridad. 

El joven fue apodado como 'el chico del huevo' tras el acto. | Fuente: Twitter

Un joven de 17 años se volvió viral luego de que arrojara un huevo al senador de ultraderecha Fraser Anning, quien tras el ataque a dos mezquitas el pasado jueves que dejó 50 fallecidos culpó a la migración musulmana por haber llegado Nueva Zelanda. El menor, quien grabó el hecho, se ha vuelto viral y algunos lo han tildado de “héroe”.

El hecho ocurrió cuando Anning brindaba declaraciones a la prensa por el incidente. Es entonces cuando el joven se coloca a su costado y comienza a grabar con su móvil al político. Repentinamente, el menor saca un huevo y se lo arroja contra la cabeza del senador.

Tras ello, Anning atacó al menor propinándole dos bofetones hasta que empezaron a atacarse físicamente. El joven fue detenido, pero en pocas horas fue puesto en libertad con cargos por la policía.

El joven fue reprimido por seguidores del político de ultraderecha. | Fuente: Twitter

Declaraciones xenofóbicas

El pasado agosto, Anning utilizó el término "solución final" para pedir la reactivación de una política de inmigración restrictiva de "Australia Blanca".  Además pidió el año pasado una votación nacional sobre si prohibir la migración musulmana y señaló que los musulmanes eran responsables de los actos de terrorismo y crimen y que dependían del estado de bienestar.

Según los datos del censo, los musulmanes representan menos del tres por ciento de la población de Australia. En medio de la indignación nacional, el entonces primer ministro, Malcolm Turnbull, condenó rápidamente las declaraciones de Anning.

"Rechazamos, condenamos el racismo en cualquier forma, y los comentarios del senador Anning son justamente condenados y rechazados por todos nosotros", afirmó Turnbull en el Parlamento australiano.

¿Qué opinas?