Papa Benedicto XVI pide detener el baño de sangre en Medio Oriente

Además expresó su esperanza en que cese la discriminación de los cristianos en algunos países para que estos puedan practicar su religión libremente.
Foto: Efe
Durante su visita a Chipre, el Papa Benedicto XVI reclamó hoy enérgicamente a la comunidad internacional que evite un baño de sangre aún mayor en Medio Oriente.

Ante los miles de creyentes y los obispos que asistieron a la eucaristía celebrada en Nicosia, el Pontífice pidió "esfuerzos internacionales urgentes y concretos para reducir las constantes tensiones en Medio Oriente, en especial en Tierra Santa".

La difícil situación de los cristianos, ante todo en Tierra Santa, fue uno de los puntos centrales de la misa, en la que el Papa presentó un papel de trabajo para el sínodo que se celebrará próximamente en el Vaticano.

Benedicto XVI espera que la comunidad internacional sea así más consciente del sufrimiento de los cristianos en países de Medio Oriente. El Pontífice señaló que los cristianos quieren vivir en paz y armonía con sus vecinos judíos y musulmanes.

Expresó además su esperanza en que cese la discriminación de los cristianos en algunos países para que estos puedan practicar su religión libremente.

La visita de Benedicto a Chipre se vio ensombrecida por el asalto israelí a la "Flotilla de la Libertad" que se dirigía a la Franja de Gaza. Durante su estadía, Israel interceptó otra embarcación que se proponía romper el bloqueo de la franja llevando material humanitario.

-ANDINA