Agentes federales encontraron hoy 18 toneladas de explosivos que habían sido robadas horas antes en los límites de los estados fronterizos de Nuevo León y Coahuila, informó la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP).

Los explosivos para uso industrial fueron hurtados por un grupo de desconocidos cuando eran trasladados en un tráiler en la carretera Monterrey-Saltillo, por lo que agentes federales y militares pusieron en marcha un operativo para su búsqueda.

El cargamento fue encontrado horas después en el kilómetro 155 de la carretera San Roberto-San Rafael, con dirección hacia Monterrey, capital de Nuevo León.

"En estos momentos es trasladada (la carga) bajo un fuerte dispositivo de seguridad a la delegación metropolitana de la Procuraduría General de la República en Monterrey, Nuevo León, misma que desde el momento del robo inició la averiguación previa por estos hechos", dijo la SSP.

La carga consistía en 18 toneladas de material explosivo, con nombre comercial Booster Sísmico (altamente explosivo) y con el nombre químico Pentolita, compuesto de las materias primas TNT-PETN, agregó la fuente.

El robo había puesto en alerta las autoridades de seguridad en toda la región, fronteriza con Estados Unidos.

La carga salió del estado vecino de Durango la tarde del jueves y nunca llegó a su destino en el norteño estado de Tamaulipas, explicó el fiscal general de Coahuila, Jesús Torres

En los últimos años la delincuencia organizada en México se ha especializado en el robo de mercancías en las carreteras del país.

Según datos de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), los robos contra vehículos de carga aumentaron 40 por ciento en 2009 frente al año anterior.EFE