Foto: EFE
Corea del Norte anunció hoy el establecimiento de una zona de maniobras militares en la disputada línea fronteriza del Mar Occidental (Mar Amarillo), donde el pasado noviembre se produjo un enfrentamiento naval con Corea del Sur, informó la agencia surcoreana Yonhap.

Un portavoz del Ejército norcoreano afirmó que este movimiento está dirigido a contrarrestar las "provocaciones" militares de Corea del Sur, país al que la semana pasada acusó de realizar explosiones submarinas cerca de la línea fronteriza.

El portavoz, según Yonhap, indicó que considerará zona de maniobras militares "en tiempos de paz" a las aguas dentro de la línea de demarcación fijada unilateralmente por Pyongyang en 1999 y que se adentra al sur de la frontera marítima dibujada al fin de la Guerra de Corea (1950-53).

La fuerzas navales y las posiciones artilleras bajo el control del Ejército norcoreano podrían disparar en las aguas que reclaman, añadió.

El portavoz norcoreano advirtió de que los barcos pesqueros y militares de Corea del Sur deberán tomar medidas para protegerse en esas aguas.

El régimen de Kim Jong-il ha criticado en numerosas ocasiones la frontera marítima que divide las dos Coreas en el Mar Occidental, fijada por el Comando de Naciones Unidas, liderado por Estados Unidos, al final de la Guerra de Corea.

El pasado noviembre buques de ambas Coreas intercambiaron fuego por primera vez en siete años, aumentando la tensión militar en la zona.

"Las frecuentes intrusiones de los belicistas del Ejército surcoreano en las aguas territoriales del Norte han incluido recientemente arriesgados bombardeos", dijo el portavoz del Ejército de Corea del Norte.

El jefe del Ejército surcoreano negó las acusaciones de que se trate de provocaciones y aseguró que las explosiones formaban parte de un ejercicio militar rutinario realizado en aguas de Corea del Sur.

-EFE-