Loro africano
Los loros africanos son aves comunes en el Reino Unido. | Fuente: Twitter | Fotógrafo:

Steve Nichols, el director ejecutivo del Lincolnshire Wildlife Park, es una de las personas insultadas por los pequeños loros grises africanos. “Me llaman gordo cada vez que paso”, cuenta el titular del parque de vida silvestre ubicado en Inglaterra. Sucede que los cinco loros se han vuelto tan incómodos para el público que el centro ha decidido apartarlos del lugar.

Los nombres de las aves son Jade, Eric, Elsie, Tyson y Billy. Todos fueron donados al zoológico pocas semanas atrás, por cinco propietarios diferentes, y fueron puestos en cuarentena en la misma jaula antes de ser expuestos al público. Todo iba bien hasta que empezaron a insultar a las personas.

“Se volvieron locos, todos estaban insultando y maldeciendo”, contó Nichols al canal CNN Travel.

De acuerdo con el medio Lincolnshire Live, los loros empezaron a insultarse entre ellos al poco tiempo de ser reunidos. “Fuck off”, era el improperio más común que utilizaban, sin embargo, contaban con un repertorio más amplio de insultos.

A pesar de que las personas tomaban con humor las palabras soeces de las aves, los responsables del zoológico estaban preocupados por el ejemplo que podrían dar a los más jóvenes, por eso decidieron retirarlos temporalmente y colocarlos en jaulas separadas.

Cabe mencionar que los loros grises africanos son una especie muy popular. Alrededor de 1.1 millones han sido adoptados como mascotas solamente en el Reino Unido, de acuerdo con la Asociación de Fabricantes de Alimentos para mascotas.  

“Durante los últimos 25 años, siempre hemos aceptado loros que a veces han tenido un lenguaje impertinente y realmente nos hemos acostumbrado. De vez en cuando, uno maldice y siempre es divertido. Pero cuando se juntan cuatro o cinco que han aprendido a maldecir y, encima, se ríen cuando otro insulta, esto parece una taberna”, explica Nichols.

NUESTROS PODCAST

La OMS promete 120 millones de test rápidos para los países pobres - Espacio Vital

Los países más desfavorecidos podrán tener acceso a 120 millones de pruebas de diagnóstico de COVID-19 rápidas y poco costosas en los próximos seis meses para ayudarles a combatir la pandemia, prometieron el lunes la OMS y sus socios, con la condición de encontrar fondos. El Dr. Elmer Huerta nos explica cuán importante es este anuncio