El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, transmitió la preocupación de Moscú.
El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, transmitió la preocupación de Moscú. | Fuente: AFP

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, transmitió hoy a sus homólogos francés y turco, Sébastien Lecornu y Hulusi Akarla, respectivamente, la preocupación de Moscú por posibles provocaciones de Ucrania con una "bomba sucia", un artefacto que incluye elementos radiactivos.

El Ministerio de Defensa de Rusia señaló en un breve comunicado que Shoigú habló con los ministros por separado este domingo por teléfono.

"Se discutió la situación en Ucrania, que tiene una tendencia constante hacia una mayor escalada incontrolada", dijo la institución castrense rusa sobre la conversación con Lecornu.

Shoigú transmitió además a ambos ministros "su preocupación por posibles provocaciones de Ucrania con el uso de una 'bomba sucia'", indicó Defensa, en referencia a artefactos explosivos capaces de dispersar elementos radiactivos.

Rusia no dio más detalles sobre esta acusación.

La agencia oficial RIA Nóvosti aseguró a primera hora del domingo que, según "fuentes creíbles en varios países, incluido Ucrania", Kiev estaría preparando una provocación con una "bomba sucia" en su propio territorio para culpar a Rusia de utilizar armas de destrucción masiva y generar una dura respuesta de Occidente.

"Tsunami migratorio"

El primer ministro ucraniano, Denys Schmyhal, advirtió de la posibilidad de un nuevo "tsunami migratorio" en invierno como consecuencia de los recientes ataques rusos en Ucrania, en particular contra la infraestructura energética.

En declaraciones al Frankfurter Allgemeine Sontagszeitung (FAS), que avanza hoy el dominical, Shmyhal dijo que "si ya no hay electricidad, ni calefacción, ni agua en Ucrania, esto puede desencadenar un nuevo tsunami migratorio".

Acusó a Rusia de querer "abocar a Ucrania a una catástrofe humanitaria" al atacar las instalaciones civiles del país y querer dejar morir de frío a muchas personas.

Por ello, Shmyhal pidió "equipos móviles para generar electricidad y calor", así como equipos para el tratamiento del agua, y agregó que "por el momento" todavía hay suficiente combustible para los generadores.

EFE


Sepa más: