Foto EFE

La policía rusa arrestó a tres indigentes, sindicados de matar a un hombre a cuchilladas y martillazos, para practicar el canibalismo con parte de su cuerpo y el resto venderlo a un restaurante de comida árabe, informa la prensa.

Según 20.minutos, los hechos ocurrieron en la ciudad de Pern, situada a 1.400 kilómetros al este Moscú, donde los tres vagabundos seleccionaron a su víctima de 25 años, por su personalidad hostil.

Según el medio, solo se conoce la edad de la víctima. La policía encargada de la investigación tampoco sabe si los clientes del restaurante han consumido carne humana del fallecido.