Brenton Tarrant se proclamaba "racista" y "fascista". | Fuente: Foto: EFE

Donna Cox, prima de Brenton Tarrant, el supremacista blanco australiano imputado por asesinato en la matanza de cincuenta personas en dos mezquitas de Nueva Zelanda, dijo que el joven de 28 años "se merece la pena de muerte por lo que ha hecho".

"Y me duele decirlo, porque es familia", contó en una entrevista emitida por la cadena Seven Network.

Para Cox, solo una "mente retorcida" es capaz de perpetrar una masacre como la ocurrida el viernes pasado, un episodio que, según dijo, ha impactado en la familia del tirador, "muy respetada" en la ciudad de Grafton, ubicada en el norte del estado australiano de Nueva Gales del Sur.

De acuerdo con la agencia AFP, Brenton Tarrant se presentaba como un "hombre blanco corriente nacido en Australia en una familia de clase obrera con ingresos bajos". Se formó como preparador físico y desde el 2009 trabajó por un tiempo en un gimnasio de Grafton. Se cree que se empapó de ideología neofascista en sus viajes por Europa y Asia.

En su matanza de fieles en las mezquitas utilizó cinco armas, dos de ellas semiautomáticas modificadas y dos fusiles.

¿Qué opinas?