Foto: Difusi
El Senado de Estados Unidos aprobó un proyecto que autoriza al presidente Barack Obama aumentar las sanciones contra Irán y castiga a las empresas que abastecen de gasolina a ese país.

Fuentes legislativas dijeron que las sanciones, aprobadas por aclamación, tienen como objetivo aumentar las presiones para que el Gobierno de Teherán no siga adelante con su programa de desarrollo nuclear.

Añadieron que la medida está dirigida a empresas que exportan gasolina a Irán o ayudan a ese país a aumentar la capacidad de sus refinerías.

El castigo consiste en negarles a esas compañías préstamos u otro tipo de asistencia financiera de parte de instituciones estadounidenses.

La Cámara de Representantes ya había aprobado una legislación similar y ambas versiones tendrán que ser armonizadas en un solo proyecto antes de ser enviado al presidente Obama para su promulgación, dijeron las fuentes.

"Todos hemos observado cómo el régimen iraní oprime a su propio pueblo en las calles de Irán y cómo continúa desafiando a la comunidad internacional en asuntos nucleares", dijo Harry Reid, líder de la mayoría demócrata en el Senado.

En una declaración emitida tras la aprobación, Reid añadió que "por ello es importante que esta legislación avance rápidamente".

Tanto los legisladores como el presidente Obama han señalado que el programa nuclear iraní tendría como objetivo desarrollar armas atómicas, pero el Gobierno de Teherán ha dicho que tiene objetivos pacíficos para aumentar la generación de energía.

La iniciativa del Senado también impone una prohibición a la importación directa de productos estadounidenses a Irán así como la exportación a ese país, a excepción de alimentos y medicinas.

También permite que el Gobierno congele activos iraníes en el país.

"El pueblo iraní se ha implicado en graves abusos de los derechos humanos contra sus propios ciudadanos, financiado la actividad terrorista en todo el Oriente Medio y llevado a cabo actividades nucleares ilícitas planteando una grave amenaza a la seguridad de EE.UU. y de sus aliados", dijo el senador Christopher Dodd, patrocinador de la medida.

"Con la aprobación de esta medida, dejamos claro que habrá consecuencias apropiadas si estas acciones continúan", agregó en una declaración.

EFE