Izquierda: aviones de Lufthansa en Serbia. Derecha: aeromoza de Lufthansa. | Fuente: Composición RPP (AFP/Getty)

Un hombre confesó haberse inventado que había una bomba en un avión del aeropuerto de Belgrado, en Serbia, con la esperanza de retener en la ciudad a una azafata que le gustaba, informaron el sábado los medios de comunicación locales. Como resultado no obtuvo una cita con la mujer, sino un mes en prisión.

El hombre de 65 años, identificado con las iniciales Z.N., dijo a un tribunal de Belgrado que había conocido a una azafata de la aerolínea alemana Lufthansa y que quería salir con ella. El miércoles, al no haber podido encontrarla en su hotel, llamó al aeropuerto Nikola Tesla y aseguró que había una bomba en un avión de Lufthansa.

Acabó preso

La idea, dijo, era mantenerla en la ciudad, informaron los medios de comunicación. Los 130 pasajeros y cinco miembros de la tripulación tuvieron que ser evacuados del avión y se vieron obligados a esperar varias horas mientras una unidad especial de la policía revisaba el avión, antes de que fuera autorizado para salir hacia Francfort.

La policía localizó al culpable después de rastrear el teléfono fijo que había utilizado para hacer la llamada. El tribunal ordenó que el hombre permanezca detenido durante 30 días antes de que se le acuse formalmente por el episodio. AFP

¿Qué opinas?