La falta de luz hoy en numerosos sectores del Gran Santo Domingo es palpable debido a los problemas de suministro por el paso de la tormenta tropical Erika y en la ciudad colonial de la capital algunos vecinos llegaron a erigir una barricada de luz quemando ruedas, que fue apagada por la policía.

En algunas partes de la capital ya suman once horas sin luz.

Pese a que no ha habido ninguna respuesta oficial a la falta de luz, que en muchos casos está siendo suplida por el uso de generadores, la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), informó en su cuenta de la red social twitter que como medida preventiva podría ser interrumpido el servicio en los lugares donde se produzcan inundaciones.

Por su parte, la empresa eléctrica Edesur indicó que cuando un fenómeno causa la caída de cables y postes, los circuitos deben ser apagados, mientras se trabaja en el restablecimiento de los postes.

El administrador gerente general de Edesur Dominicana, Rubén Montás, anunció antes de la llegada de Erika la ejecución de medidas de contingencia para prevenir eventualidades.

El paso de la tormenta ha dejado a parte de la capital sin luz y algunos usuarios lamentan a través de las redes sociales el corte en el suministro en otras partes del país como Cotuí, en el centro del país, o La Vega, al norte.

El nombre del vicepresidente de CDEEE, Rubén Bichara, es trending topic en la red social twitter en la República Dominicana.

EFE