El cuidador espera que el cachorro de oso polar sea el embajador del espacio natural del Ártico. | Fuente: AFP

Un cachorro de oso polar nacido el 1 de diciembre de 2018 dio sus primeros pasos en el Parque Zoológico de Berlín en Alemania. El osezno polar de tres meses y medio hizo su primera aparición al aire libre luego de los cuidados especiales que recibió desde su nacimiento.

Las cámaras captaron al cachorro jugando y nadando con su madre Tonja, la osa polar que en el 2017 perdió a un osezno con cuatro meses de vida. A principios de 2018, la osa también perdió a una cría de tan solo 26 días; pero fue en diciembre de ese año que dio a luz al cachorro que ahora juega con su madre.

En diciembre de 2018, tras el nacimiento del nuevo cachorro y ante las continuas pérdidas que tuvo la osa polar, Tonja y su cría fueron puestas en cuarentena para recibir cuidados especiales y evitar el contacto con los visitantes al zoológico.

Florian Sicks, cuidador de osos polares en el Parque Zoológico de Berlín cuenta que el cachorro se encuentra bien de salud y Tonja es una excelente madre, que no se despega ni un segundo de su cría.

"Está creciendo muy, muy bien. Tiene tres meses y medio. Durante el primer examen, ya pesaba 8,5 kg y este martes, realizamos el segundo examen y no pudimos pesarla porque no se quedó quieta. Todo va bien y estamos encantados”, precisa.

El cuidador espera que el cachorro de oso polar sea el embajador del espacio natural del Ártico, hábitat que está bajo una crítica amenaza por la contaminación, problema que afecta también a estos animales.


¿Qué opinas?