Al menos trece personas fallecieron por disparos de las fuerzas de seguridad en Siria, nueve de ellas en la provincia central de Homs, informó el activista opositor Omar Edelbe.

Según este portavoz de los Comités de Coordinación Local, que anteriormente había cifrado en cinco el número de muertos, entre las víctimas de Homs hay una niña de cinco años.

EFE