Foto: EFE
La Unesco incluyó, entre el sábado y el domingo, 25 nuevos bienes en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad, entre ellos zonas arqueológicas de España y México, un antiguo camino colonial mexicano, una plaza de trazado español en Brasil y hasta el Atolón de Bikini, palco de 23 pruebas nucleares.

La inscripción de estos bienes culturales fue aprobada por los miembros del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), concentrados desde el lunes pasado en Brasilia para su trigésima cuarta reunión.

Las nuevas aprobaciones elevan a 914 el número de lugares incluidos en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, pero el número puede aumentar hasta el martes, cuando concluirá la reunión de Brasilia.

Los miembros del Comité aún tienen que examinar ocho candidaturas a la lista del Patrimonio Natural de la Humanidad, entre las cuales una presentada conjuntamente por España y Portugal para incluir bajo la protección de la Unesco los sitios de icnofósiles de dinosaurios de la Península Ibérica.

Una de las candidaturas que no fue aprobada fue la propuesta conjuntamente por España, México y Eslovenia para convertir el llamado "Binomio mercurio-plata", una ruta real intercontinental, en Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La aspiración que une minas de mercurio en Idrija (Eslovenia) y Almadén (España) y de plata en San Luis de Potosí (México) fue rechazada por segundo año consecutivo, ya que tampoco había prosperado en la reunión que el Comité tuvo el año pasado en Sevilla, según dijeron a Efe fuentes del organismo multilateral.

El Comité, en cambio, sí aprobó la inclusión en la lista del Patrimonio Cultural de la zona arqueológica de arte rupestre de Siega Verde, ubicada en Salamanca (centro de España).

Siega Verde fue incluida como una extensión de los sitios de arte rupestre prehistórico del Valle del Coa, en Portugal, por lo que ahora pasarán a formar parte del mismo conjunto cultural.

También fue aprobada la inclusión en la lista de las cuevas prehistóricas mexicanas de Yagul y Mitla, ubicadas en los Valles Centrales de Oaxaca y en las que se descubrieron los considerados testimonios más antiguos de la civilización en América.

El Comité también declaró Patrimonio Mundial el Camino Real de Tierra Adentro, que atraviesa gran parte de México y llega hasta Estados Unidos.

Este camino, considerado como una de las rutas más antiguas y extensas de América por sus 2.900 kilómetros y también conocido como el Camino de la Plata o el Camino de Santa Fe, era la principal vía de comunicación entre Ciudad de México y el norte del país, y fue trazado por los colonizadores españoles en el siglo XVI.

También es nuevo Patrimonio Mundial la plaza de Sao Francisco, un conjunto en Sao Cristovao, la cuarta ciudad más antigua de Brasil que fue trazado en la época en que Portugal, España y sus respectivas colonias eran parte de un mismo reino.

La plaza es la única en Brasil con un trazado urbanístico de origen típico de colonia española y su construcción data del período conocido como Unión Ibérica (1580-1640), cuando los reinos de Portugal y de España tuvieron como único soberano a los reyes Felipe II, Felipe III y Felipe IV de la Casa de Austria.

También es nuevo Patrimonio Mundial el Atolón de Bikini, ubicado en las Islas Marshall y famoso por haber sido el local en que EE.UU. hizo 23 pruebas nucleares durante la Guerra Fría. El Comité aprobó su inscripción como una forma de garantizar que ese hecho no se repita.

También fueron inscritos el distrito de At-Taraif em ad-Diríyah (Arabia Saudí), y los Sitios de Presidios en Australia, formado por 11 presidios, haciendas y minas para trabajos forzados.

Igualmente son nuevos bienes del Patrimonio el Complejo del Bazar Histórico de Tabriz (Irán), el Conjunto de Khanegah y Santuario Sheik Safi al-Din em Ardabil (Irán), el conjunto de los instrumentos astronómicos de la ciudad de Jaipur (India), conocidos como Jantar Mantar y las villas históricas Hahoe y Yangdong (Corea).

Otros lugares inscritos fueron el Monumento Marino de Papahanaumokuakea, en Hawai (EE.UU.), la Meseta Central de Sri Lanka y la zona de Conservación de Ngorongoro, en Tanzania.

La lista también incluye la ciudad imperial vietnamita de Thang Long-Hanoi, los monumentos históricos de Dengfeng en el "centro del cielo y la tierra" (China); el sitio arqueológico de Sarazm (Tayikistán) y la ciudad episcopal de Albi, situada en el suroeste de Francia, a orillas del río Tarn.

La UNESCO también añadió a su lista la zona de canales concéntricos del siglo XVII delimitada por el Singelgracht de Amsterdam; el sistema de gestión hidráulica del Alto Harz (en Alemania) y el de la ciudad Minera de Røros y la Circunferencia (Noruega).

El Comité amplió el Patrimonio del centro histórico de la ciudad de Graz (Austria) para incluir el palacio de Eggenberg; el de las Iglesias de Moldavia para incluir al monasterio de Sucevita (Rumanía), y el de la Catedral de Santa Sofia en Kiev para incluir las iglesias de San Cirilo y San Andrés.

Igualmente declaró como nuevo Patrimonio los sitios mineros principales de Valonia (Bélgica) y el Jantar Mantar de Jaipur (India).

EFE