Uno de cada tres griegos está en situación de pobreza y endeudamiento

Los datos del estudio publicado por el Instituto de la Pequeña Empresa GSEBEE muestran que los hogares griegos afectados a duras penas consiguen hacer frente al coste de la vida diaria.
AFP

Uno de cada tres griegos está en situación de pobreza y endeudamiento, ya que su nivel de renta disponible ha disminuido por debajo del umbral de la pobreza y acumula deudas a las que no puede hacer frente regularmente, según un estudio publicado por el Instituto de la Pequeña Empresa GSEBEE.

Los datos del informe muestran que los hogares griegos afectados a duras penas consiguen hacer frente al coste de la vida diaria.

A ello se añade que los nuevos impuestos introducidos en 2014 redujeron a cero la perspectiva de mejora de la situación económica.

Además, demuestra que se consolida la tendencia que lleva los hogares a reducir el consumo, al tiempo que se deteriora su calidad de vida y acumulan más deudas.

Las últimas cifras sitúan las deudas privadas en 180.000 millones de euros, mientras que las deudas con la Hacienda han llegado a los 100.000 millones.

Según el estudio de GSEBEE, tres de cada diez hogares (34,4 %) viven con menos de 10.000 euros anuales, lo que en Grecia constituye el umbral de la pobreza (ingresos inferiores al 60 % de la renta media de la población del país), un 6,3 % más que en 2013.

Otro 34,3 % vive con ingresos de entre 10.000 y 18.000 euros anuales, un 2 % más que en 2013.
El 93,7 % de los hogares sufrió una reducción drástica de sus ingresos desde el inicio de la crisis hace seis años.

El 42,5 % de los hogares estiman que en 2015 no podrán afrontar sus gastos corrientes y un 35,4 % creen que no podrán pagar sus impuestos.

Para el 52 % de los hogares la fuente principal de ingresos es una pensión, y en el 35,9 % hay al menos un desempleado (en 2013 eran un 36,4 %).

Entre los desempleados, solo el 8,9 % cobran un subsidio por paro.

Además, tres de cada diez hogares tienen miedo de perder su vivienda a causa de deudas con la Hacienda o los bancos.

EFE