El hecho ocurrió en el Gran Monasterio de San Macario, al norte de El Cairo. | Fuente: Wikipedia

Un tribunal egipcio condenó a muerte a dos monjes de la minoría cristiana copta pertenecientes al Gran Monasterio de San Macario, al norte de El Cairo, después de que uno de ellos confesara haber matado a un obispo el pasado julio.

La corte de penal de Damanhur (norte) reenvió las sentencias de Faltaus al Macari y Ashaíya al Macari a la autoridad religiosa musulmana sunní del país que debe emitir opinión sobre la sentencia, aunque su decisión no es vinculante.

El caso se remonta al año pasado cuando Ashaíya, cuyo nombre civil es Wael Saad Teodoro, cometió el crimen con la ayuda de Faltaus empleando una barra de hierro de unos 90 centímetros y de 2 kilos de peso para matar al obispo Epifanius, rector del recinto religioso, cuya muerte fue anunciada por la Iglesia Copta Ortodoxa el pasado 29 de julio.

El monje esperó a su superior frente a su celda y, cuando este salió para rezar, le golpeó tres veces en la cabeza, mientras Faltaus vigilaba el lugar.

El tribunal de primera instancia ha determinado el próximo 24 de abril como día para pronunciar la sentencia definitiva.

Los coptos son la comunidad cristiana más numerosa y destacada de Egipto, donde representan cerca del diez por ciento de la población de unos 100 millones de habitantes, pero en el país hay católicos, protestantes y otros grupos cristianos minoritarios. (EFE)


Sepa más:
¿Qué opinas?