El jefe de la ONU, António Guterres, condenó la matanza y exigió a las autoridades malienses una rápida investigación. | Fuente: AFP

El ataque interétnico perpetrado este sábado contra el poblado de Ogossagou, en el centro de Mali, ha dejado al menos 150 muertos, según las últimas cifras ofrecidas por Naciones Unidas.

La ONU, que tiene una misión de paz desplegada en el país, dijo que sus "cascos azules" colaboraron durante el fin de semana en la evacuación de personas heridas, aunque no ofreció un número concreto.

La misión de Naciones Unidas, que ha reforzado su presencia en la zona, se está encargando además de apoyar la visita al lugar del presidente maliense, Ibrahim Boubacar Keita, prevista para este lunes, según dijo el portavoz Stéphane Dujarric.

En un comunicado, el jefe de la ONU, António Guterres, condenó la matanza y exigió a las autoridades malienses una rápida investigación.

Las víctimas son miembros de la etnia peul, asesinados presuntamente por cazadores de etnia bambara conocidos tradicionalmente como ‘donzos’.

Entre los fallecidos en Ogossagou, un poblado de pastores de la región de Mopti, hay numerosos ancianos, mujeres y niños, que no pudieron escapar a los "donzos", que habían rodeado el poblado y quemado cerca de 400 viviendas. (EFE)


¿Qué opinas?