Una madre en medio de la tragedia por el ciclón Idai (referencial) | Fuente: Composición RPP (Fotos de AFP)

Una mujer de Mozambique dio a luz aferrada a las ramas de un mango en el distrito de Dombe, provincia de Manica, donde se resguardaba de las inundaciones provocadas por el ciclón Idai, que dejó más de 1,000 muertos en tres países, informó la Unicef. "Estaba con mi pequeño hijo de 2 años, cuando de repente, sin previo aviso, el agua comenzó a entrar en mi casa (y) no tuve más remedio que saltar sobre un mango cercano", relata la mujer identificada como Amélia en declaraciones al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

"Luego comenzó el dolor, y no había nadie que me ayudara. En unas pocas horas di a luz a mi bebé, Sara, encima de ese árbol", recuerda, momentos antes de dirigirse junto al resto de supervivientes de esta zona a un centro de alojamiento en Nhamhemba, que aloja a unas 3.000 personas.

Tragedia en África

El ciclón Idai, que arrasó parte del sureste africano en marzo, deja ya más de un millar muertos en los tres países afectados, Malaui (59), Zimbabue (344) y Mozambique (602). El balance oficial en Mozambique incluye 5 muertos por cólera confirmados este viernes por las autoridades sanitarias, enfermedad que ya ha afectado a más de 2.400 personas en Mozambique -la mayoría ya de alta médica-, principalmente en la ciudad de Beira y los distritos circundantes de Dondo, Buzi y Nhamatanda.

En el vecino Zimbabue, la cifra de muertes asciende a 344, según datos del 5 de abril del Ministerio de Información, mientras que el número de desaparecidos suma 257, la mayoría en Chimanimani (238), un distrito montañoso en el que el ciclón causó deslizamientos de tierra que sepultaron cientos de viviendas y personas. En Malaui, al menos 59 personas perdieron la vida cuando el tifón Idai impactó en forma de fuertes tormentas, para después desplazarse a estas naciones limítrofes con vientos de más de 170 kilómetros/ hora. (Con información de EFE)

Mozambique, el país más afectado por el ciclón Idai

¿Qué opinas?