Argentina
El área metropolitana de Buenos Aires es el principal foco de contagio de la COVID-19. | Fuente: EFE

Argentina registró este domingo 774 casos nuevos de la COVID-19, con un total de 22 794 positivos, y otras 16 muertes que llevaron el total de fallecidos a 664, en vísperas de que gran parte del país comience el lunes una disminución de restricciones, mientras que el área metropolitana de Buenos Aires, principal foco de contagio, seguirá tres semanas más en cuarentena.

Según informó el Ministerio de Salud, de los 774 nuevos positivos confirmados, 375 corresponden a la provincia de Buenos Aires y otros 359 a la capital. En tanto, en las últimas 24 horas hubo 16 nuevas muertes, correspondientes a la ciudad de Buenos Aires y en las provincias de Buenos Aires, Chaco y La Rioja.

El área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye a la capital y al populoso cordón urbano que la rodea, continúa como el principal epicentro de la epidemia en Argentina y concentra el 86,4 % del total de los contagios a nivel nacional, por lo que el Gobierno de Alberto Fernández dispuso extender allí el aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige desde el 20 de marzo hasta el próximo 28 de junio.

Sin embargo, la cuarentena tendrá cierta flexibilización en la ciudad de Buenos Aires, donde desde el lunes se podrá salir a correr desde las 8 de la noche hasta las 8 de la mañana y los comercios barriales de venta de indumentaria y calzado, cerrados desde fines de marzo, podrán reabrir sus puertas.

En la provincia de Buenos Aires se fue habilitando gradualmente la reactivación de numerosas industrias en las localidades que rodean la capital, aunque con estrictas medidas de bioseguridad para proteger a los empleados de un eventual contagio.

Reapertura de comercios y nueva fase de distanciamiento

Situación diferente afrontan las provincias donde se registran pocos o nulos casos de la enfermedad, debido a que pondrán fin al aislamiento y darán inicio desde el lunes a una nueva fase de distanciamiento físico obligatorio, que permite la reapertura de la mayor parte de actividades económicas e incluso reuniones de hasta 10 personas.

De los 24 distritos de Argentina, Formosa y Catamarca nunca registraron personas con la COVID-19, mientras que varias otras provincias no reportaron contagios en los últimos 14 días.

El Gobierno no autorizó aún el inicio de las clases, pero se analiza la reanudación del calendario escolar a partir de agosto, luego de las vacaciones del invierno austral.

"Dada la circulación del virus que hay en distintos lugares de la Argentina y los avances de la última semana podemos proyectar en casi todo el territorio nacional, de sostenerse los indicadores que tenemos en estos días, la posibilidad de regresar en el mes de agosto, apenas terminen las vacaciones de invierno", declaró hoy el ministro de Educación, Nicolás Trotta, a Radio Con Vos.

(Con información de EFE)