India
Los devotos, hombres y mujeres consideraron el ingreso de las mujeres un ataque a la tradición. | Fuente: @pvaidyaraj

Una persona murió y al menos 15 resultaron heridas por los actos de violencia registrados en el estado de Kerala, en el sur de India, luego de que dos mujeres entraran en un templo hindú desafiando a los más tradicionalistas.

De acuerdo con información de la Policía local, los enfrentamientos se dieron tras el ingreso a escondidas y bajo protección policial al santuario hindú de Sabarimala, donde está prohibido el ingreso a mujeres entre los 10 y 50 años.

La persona que murió formaba parte de la manifestación del BJP (el Bharatiya Janata Party del primer ministro Narendra Modi), luego de que resultara herida por el lanzamiento de piedras” contra los manifestantes (…) Sus heridas eran graves y murió la noche del miércoles. Al menos otras 15 personas resultaron heridas en incidentes en todo el estado”, comentaron.

Enfrentamientos

Según medios locales, los manifestantes del BJP fueron golpeados por piedras lanzadas desde una oficina local del Partido Comunista, que gobierna en el estado.

Kerala seguía bajo tensión este jueves y la policía indicó que se habían desplegado efectivos suplementarios en el estado para evitar nuevas escenas de violencia.

La policía empleó gases lacrimógenos, granadas paralizantes y cañones de agua para controlar los enfrentamientos entre grupos rivales.

Pronunciamiento 

En unos infrecuentes comentarios sobre el templo Sabarimala, el primer ministro Narendra Modi, que aspira a un segundo mandato en las elecciones previstas este año, se mostró aparentemente partidario de la prohibición, al considerar que es una cuestión de tradición.

"Hay algunos templos que tienen sus propias tradiciones, a los que no pueden ir los hombres. Y los hombres no van", dijo Modi a medios indios.

Todavía hay varios templos hindúes en India en los que las mujeres no pueden ingresar. La entrada de las mujeres a Sabarimala fue una cuestión tabú durante generaciones.