Rescatistas
Los rescatistas lograron recuperar 4 cadáveres de entre los escombros. | Fuente: AFP

El derrumbe de un hotel en China que había sido convertido en centro de acogida para pacientes en cuarentena contra el coronavirus dejó al menos cuatro personas muertas, indicó este domingo el Ministerio de atención a situaciones de emergencia.

De acuerdo con esas informaciones, de las 71 personas que se encontraban en el hotel en el momento del colapso, 42 fueron retiradas de los escombros: cuatro de ellas sin vida y otras cinco en estado crítico.

El hotel, en la ciudad de Quanzhou, había sido utilizado por las autoridades sanitarias chinas para situar personas en cuarentena, pero se desplomó en la noche del sábado.

Rescatistas
Imágenes difundidas en la red social china Weibo mostraban a socorristas trabajando en la oscuridad entre los escombros del hotel Xinjia. | Fuente: AFP

Durante la mañana, equipos de rescate buscaban a 19 personas que aún están atrapadas en los escombros del desplome.

Imágenes difundidas en la red social china Weibo mostraban a socorristas trabajando en la oscuridad entre los escombros del hotel Xinjia.

El hotel Xinjia, de 80 habitaciones, se derrumbó hacia las 7:30 p.m. hora local. Había sido convertido recientemente en punto de acogida y cuarentena para personas que tuvieron contacto con pacientes contaminados por el nuevo coronavirus, según El Diario del Pueblo.

Había sido construido hace dos años 

Las autoridades de Fujian mandaron 150 trabajadores al sitio para las tareas de rescate, según la emisora televisiva CCTV.

Quanzhou, una ciudad costera, tiene registrados 47 casos de COVID-19. El hotel fue inaugurado hace apenas dos años.

Los derrumbes de edificios son habituales en China, donde el rápido crecimiento y la escasa vigilancia en las obras inducen a los constructores a rebajar los estándares de seguridad.

Al menos 20 personas murieron en 2016 al desplomarse varios edificios con defectos de construcción en la ciudad de Wenzhou (este).

Otro edificio que estaba siendo renovado en Shanghai el año pasado también se cayó, matando a 10 personas.

AFP