China
Actualmente China lidera la investigación de vacuna, con 11 proyectos en fase de ensayos clínicos. | Fuente: AFP or licensors

China anunció este viernes que se unió al mecanismo internacional para suministrar vacunas contra la COVID-19 a los países en desarrollo, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El gigante asiático, donde surgió el nuevo coronavirus a finales del año pasado, lidera la investigación de vacuna, con 11 proyectos en fase de ensayos clínicos, de los 60 que hay actualmente en el mundo.

En mayo, el presidente Xin Jinping prometió que cualquier vacuna que produzca su país será “un bien público mundial”.

En tanto, el ministro chino de Relaciones Exteriores anunció en un comunicado que el país se adhirió al dispositivo de la ONU de acceso mundial de la vacuna contra la COVID-19, bautizado como Covax (COVID-19 Vaccine Global Access).

Dicha iniciativa pretende garantizar el acceso a las vacunas a 92 países pobres, fue confiada por la OMS a la Alianza para las vacunas (Gavi) fundada en 2000.

Sin embargo, desde Pekin no precisaron cuál será su contribución a los fondos Covax, que espera recaudar para finales de año unos 2 000 millones de dólares.

En su página web, la Gavi precisó el jueves que Japón prometió una donación de 130 millones de dólares, lo que elevará el total ofrecido por una veintena de países a 1.800 millones de dólares. Ni Estados Unidos ni Francia figuran en dicha lista.

Pekín ha sido criticado por su respuesta inicial a la epidemia. Sin embargo, el régimen comunista ha logrado en estos últimos meses erradicar prácticamente el virus de su territorio, que hasta mayo había registrado 4 634 muertos, mientras que la pandemia se expande por el mundo donde ha matado a más de un millón de personas.

(Con información de AFP)

NUESTROS PODCASTS:

En este episodio de 'Espacio Vital', el doctor Elmer Huerta explica la función que cumple la mascarilla para evitar los contagios del nuevo coronavirus.