China ha reaccionado al rebrote sometiendo a pruebas a 2,29 millones de personas. | Fuente: EFE

Pekín informó hoy de veintidós casos de la COVID-19 registrados el viernes, tres menos que en la víspera, y continúa con pruebas masivas de coronavirus a su población tras sumar cientos de positivos a raíz del nuevo brote detectado en un mercado mayorista de la capital que, según los expertos, está bajo control.

Las cifras divulgadas por las autoridades podrían evidenciar que, como avanzó la semana pasada el jefe epidemiólogo Wu Zunyou, se ha llegado al pico de casos y apenas hay nuevas infecciones.

Desde que comenzó el brote el pasado 11 de junio, Pekín acumula 205 nuevos casos de la COVID-19.

Sin embargo, quedan aún 308 casos activos en China, y 6 023 personas todavía siguen en observación, las cuales deben pasar un periodo de aislamiento de 14 días, según las cifras oficiales.

Hasta hoy, 2,29 millones de personas se han hecho las pruebas del coronavirus, informó en rueda de prensa el funcionario Zhang Qiang del equipo municipal de prevención contra la COVID-19.

Además de empleados de restaurantes, universidades y mercados también se harán pruebas a trabajadores de 36 tipos de empresas que podrían transmitir la enfermedad, como servicios de suministro de comidas y bebidas, supermercados y centros comerciales.

Así, los miles de repartidores de comida a domicilio que cada día entregan paquetes a lo largo de la ciudad deberán hacerse la prueba.

Y aquellos que hayan entregado paquetes en áreas de "alto riesgo" - en este momento, dos barrios de la capital - deberán permanecer en sus casas durante 14 días, acotó el funcionario. (EFE)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.