Wuhan: la ciudad que intenta pasar la página con la herida aún abierta por la COVID-19 [FOTOS]

Wuhan, ciudad epicentro del brote del coronavirus, levantó el pasado 8 de abril las restricciones que había impuesto a sus habitantes tras 11 semanas de cuarentena absoluta. Consultar a los ciudadanos sobre los peores momentos del brote, las secuelas psicológicas de la cuarentena, la gestión de las autoridades o los mencionados rumores puede llevar a situaciones embarazosas.

Desde que estalló el brote en Wuhan, China, el Ejecutivo chino y los medios oficialistas llevan meses tratando de ofrecer una imagen de unidad y normalidad institucional que se cristaliza a través de la difusión de noticias positivas, pero también por la censura a quienes se atreven a contradecirlas.

| Fuente: EFE

A esto se suma la guerra de dichos que mantienen China y Estados Unidos sobre el origen del brote: la Casa Blanca ha acusado a Pekín de ocultar datos, mientras que Zhongnanhai, la sede del gobierno chino, critica que Washington no haya tomado medidas a tiempo cuando estaba al corriente de la peligrosidad del virus. 

| Fuente: EFE

Y en redes sociales como Twitter, prohibida en el país asiático, han circulado vídeos que supuestamente mostraban situaciones dantescas en la forma de contener el virus en Wuhan, la cuna de la epidemia. 

| Fuente: EFE

En China, la difusión de noticias falsas configura un delito desde el 1 de marzo, según recuerdan varios carteles en las mismas calles de Wuhan, y los que llegan a las páginas chinas son eliminados antes de que puedan ser verificados.

| Fuente: EFE

Consultar a los wuhaneses sobre los peores momentos del brote, las secuelas psicológicas de la cuarentena, la gestión de las autoridades o los mencionados rumores puede llevar a situaciones embarazosas: "¿Pero por qué me preguntas sobre esas cosas?", son algunas de las respuestas. 

| Fuente: EFE

Otros residentes de Wuhan se inclinan por destacar la labor de quienes retaron a las élites y denunciaron supuestas negligencias en cadena que habrían llevado a la propagación masiva de la COVID-19.  No en vano, dos "periodistas ciudadanos" que narraban la actualidad de Wuhan, el empresario Fan Bing y el abogado Chen Qiushi, desaparecieron en febrero. 

| Fuente: EFE

Se cree que la mayoría de los wuhaneses pasarán la página pronto: "Pero algunos no olvidarán. Quizá son los mismos que estaban ya indignados. O quienes sufrieron por el virus. Nadie quiere hablar de lo que pasó", declara un ciudadano. 

| Fuente: EFE

Entretanto, Wuhan continúa retomando gradualmente la normalidad tras las once semanas de cuarentena impuestas aunque bajo estrictas medidas de prevención, lo que no impide que muchos residentes salgan a las calles cada día en mayor número. <![if !supportLineBreakNewLine]> <![endif]>

| Fuente: EFE

La Comisión Nacional de Sanidad de China aseguró este viernes que quedan en el país asiático 144 pacientes en estado grave por la COVID-19, la cifra más baja desde enero. De ellos, 101 se encuentran en Wuhan, donde hoy se contabilizó la única muerte por la enfermedad, según las cifras oficiales, en el país, una menos que el día anterior.

| Fuente: EFE

El pasado 12 de marzo, el gobierno chino declaró que el pico de transmisiones había llegado a su fin, mientras que Wuhan levantó el pasado 8 de abril las restricciones que había impuesto a sus habitantes tras 11 semanas completamente sellada.

| Fuente: EFE