Al menos 172 heridos, 60 muertos y numerosos desaparecidos dejaron los incendios ocurridos desde este fin de semana en la zona costera forestal de Atenas, Grecia. El servicio de bomberos informó que hay personas que han sido dadas por desaparecidas por familiares o amigos y que existen decenas de edificios a los que las fuerzas de rescate todavía no han podido acceder.

El mayor incendio en más de una década que azota Grecia obligó a evacuar a varias poblaciones. Otro incendio de menor envergadura a 30 kilómetros al noreste de Atenas acabó convirtiéndose por la noche del lunes en causante de la mayor tragedia vivida en el país desde hace once años.

En 2007, 64 personas fallecieron en los 3 mil incendios declarados en la península del Peloponeso. La mayoría de las víctimas mortales de los últimos incendios registradas hasta el momento perecieron en sus casas o en sus vehículos, arrasados por las llamas que se propagaron con suma rapidez.

Uno de los momentos más dramáticos de la jornada fue el hallazgo de un grupo de 24 personas, entre ellas varios niños, calcinados y abrazados unos a otros en un descampado situado entre dos complejos de viviendas en la pequeña localidad de Mati. Muchas personas lograron salvarse metiéndose con botes en el mar. Cerca de 700 fueron rescatadas por la guardia costera en las playas cercanas al puerto de Rafina.

Otras, en cambio, perecieron ahogadas en el mar mientras intentaban huir del fuego, con vientos que en ese momento llevaron las llamas hacia la costa. Un menor murió al caer contra las rocas cuando intentaba salvarse del fuego lanzándose al mar desde un precipicio.

EFE

¿Qué opinas?