Patricia Aguilar, su bebé y su padre llegaron a España hace unos días. | Fuente: EFE

Familiares de la joven Patricia Aguilar, captada por un falso gurú en Perú, señalaron que ella volvió a España "por voluntad propia", pues se dio cuenta de que estaba "malviviendo". Además dijeron que ella recibió el apoyo de la familia y amigos, quienes no le reprocharon "nada".

La portavoz de la familia, Noelia Bru, dijo en una rueda de prensa en Elche, localidad natal de Patricia Aguilar que "falta de leyes que legislen casos". Asimismo indicó que se hallan "desprotegidos" y consideran que es algo que le puede pasar a "cualquiera".

El retorno a casa

Patricia Aguilar, de 19 años, regresó a España el 10 de agosto con su padre y su bebe de dos meses, quien es hija de Félix Steven Manrique, el falso gurú de la secta que la captó. El sujeto ahora está en prisión preventiva. La bebé se llama Naomí y lleva los dos apellidos de su madre. 

Bru solicitó, además, un protocolo y formación policial para "saber cómo actuar en estas situaciones", así como un observatorio para la prevención y centros de ayuda para los captados por sectas.

Se aprovechaba de las vulnerables

La familia decidió que la única solución para poder traerla de vuelta era que su padre, Alberto Aguilar, viajara al Perú, adonde se desplazó en dos ocasiones para encontrarla.

Según Bru, Manrique "se aprovechaba de la vulnerabilidad y el estado económico de algunas familias".

"Esperamos que la justicia haga su trabajo. Llegaremos con la denuncia hasta el final y buscando pruebas para que tenga una condena considerable", recalcó la portavoz.  (EFE).


¿Qué opinas?